Se ha producido un error en este gadget.

evasalaspsiquiatra

sábado, 4 de junio de 2011

LAS EMOCIONES

Algunas emociones son perjudiciales y pueden provocar enfermedades
11-dic-2009 Milagros Durán
Las emociones negativas, como la tristeza, la ansiedad y la ira, pueden afectar nuestra paz interior cuando se vuelven recurrentes.

Cada día podemos estar sometidos a muchas presiones en el trabajo, en la familia o simplemente en la calle. Si vamos conduciendo nuestro vehículo puede ser que la actuación impruden


te de otro conductor nos haga estallar de ira. O tal vez, ante una pérdida financiera o afectiva estemos experimentando sentimientos de tristeza frecuentes. Algunos estudiantes pueden sentir mucha ansiedad antes de un examen. Otros pueden sentir mucha presión al asistir a una entrevista de trabajo.
Las emociones son reacciones naturales en los seres humanos. Pero hay que tener cuidado con ciertas emociones porque pueden ser nocivas para nuestra salud. Las que podemos calificar como negativas, como la tristeza, la ansiedad o la ira, cuando se vuelven recurrentes pueden afectar nuestra paz interior e incluso nuestra salud física o mental.
La vida de toda persona es una suma de muchos factores, retos, logros, aciertos y fracasos. Cuando sobreviene un fracaso, tal vez un divorcio o la pérdida de un ser querido, algunas personas pueden sentir una tristeza desmedida, o tener pensamientos negativos frecuentes. Cuando esto sucede, hay que actuar para poner cada situación en su justo lugar.
¿Qué es la salud emocional?
Se considera que una persona disfruta de salud emocional cuando controla sus pensamientos y emociones. Son personas que tienen alta autoestima y saben cómo llevarse bien con los demás. No están exentas de problemas pero son capaces de verlos en perspectiva. La buena noticia es que quienes no la tienen también pueden lograrla; eso sí, trabajando en ello.
Para Eva Salas, psiquiatra y psicoterapeuta del Hospital de Clínicas Caracas, “somos lo que pensamos. Si tenemos pensamientos negativos, vamos a tener emociones negativas”. Apunta que “hay personas que tienen la creencia de que las emociones no deben manifestarse y por lo general, en vez de exteriorizarlas, se las tragan. Incluso dicen con cierto orgullo: es que yo nunca lloro. Pero si sientes ganas de llorar, debes llorar, porque eso causa alivio. Igual pasa con la ira, que hay gente que la acumula, no la exterioriza, entonces es cuando se producen las explosiones".



Es sano expresar la rabia en el momento que se siente, de una manera firme, adecuada, sin agresión, simplemente comunicando a los demás aquello que nos desagrada.
Enfermedades asociadas a las emociones
Entre las dolencias más frecuentes asociadas con las emociones están: la gastritis, úlceras, fibromialgia, mareos, dermatitis, dolores de cabeza y todo tipo de disturbios gastrointestinales.
El profesor de yoga y escritor español Ramiro Calle, en su libro Guía Práctica de Salud Emocional, señala que "la mayoría de los seres humanos tenemos un lado difícil o neurótico, tenemos que trabajar pacientemente sobre nosotros mismos para irlo conociendo”.
Mas aun, destaca: “Sin duda, hay una estrechísima relación entre las emociones y el sistema inmunológico y, como dijeron los yoguis hace milenios, hay emociones que son balsámicas e incluso favorecen la longevidad, así como las hay tóxicas que perjudican gravemente la salud, consiguiendo frustrar el bienestar físico y mental. Por ejemplo, las reacciones de ira, descontento, ansiedad y estrés perjudican gravemente el sistema endocrino y desorganizan el reloj biopsíquico".
Buscar el equilibrio interior
Considera Calle que, para que exista una buena salud física, también tiene que haber un equilibrio mental y emocional. Subraya que "en la senda hacia la salud emocional hay que aprender a no reaccionar desmesurada o neuróticamente”.
Controlar los pensamientos, de acuerdo con el autor, también es necesario, porque los pensamientos negativos se vuelven ladrones de la felicidad.
En la senda hacia la madurez emocional es necesario abolir las tres raíces de lo pernicioso: ofuscación, avidez y aversión; y cultivar las raíces de lo beneficioso: lucidez, generosidad y amor.
Receta para manejar la ansiedad
Ramiro Calle propone tres elixires poderosos para mejorar nuestra vida: brindar amor, tener compasión y experimentar la alegría compartida; es decir, disfrutar de las alegrías de los demás.
Eva Salas recomienda algunas pautas para manejar las emociones de manera adecuada:
Acudir a un terapeuta, psiquiatra o psicólogo para buscar orientación si sentimos que estamos inmersos en un caos emocional.
Expresar los sentimientos y emociones, sin "tragárselos".
Si hay algún evento que nos está afectando, reflexionar acerca de qué pasó y por qué nos afectó.
Evitar, en lo posible, exponerse a determinadas situaciones que produzcan malestar.
Hacer ejercicio. Caminar siempre es bueno para combatir la tristeza.
Si se trata de una persona muy ansiosa, debe intentar revisar dentro de ella si lo que siente está en consonancia con los hechos o es una reacción desmedida.
Seguir una alimentación sana, basada en muchos vegetales, frutas y alimentos ricos en fibras (integrales

1 comentario:

Franklin Padilla dijo...

Hola, Eva. Gracias por tu comentario a mi "Colcha". Te felicito por tu blog. No sólo es interesante, sino útil para promover la salud mental. Un abrazo. Franklin.